¿Quieres no tener arrugas?

Las arrugas son símbolo inequívoco del paso del tiempo. Hay personas ligeramente arrugadas, otras exageradamente arrugadas, y algunas más, que parece que hayan hecho un pacto con el diablo. ¿Qué podemos hacer para evitar tener arrugas en nuestra piel? ¿De qué depende ésto?

¿Será por la genética?  Sí, los genes nos influyen un poco.

¿Es por la falta de cuidados, o los malos cuidados que le damos a nuestra piel?  Sí, ésto influye, y bastante.

De acuerdo que no todas las pieles son iguales, y que hay factores que influyen en ellas como son: la exposición al sol, al frío y al viento, el estrés, las preocupaciones y los disgustos, la contaminación y el tabaco, las enfermedades… Algunos factores no los podemos controlar (como por ejemplo una enfermedad), pero la gran mayoría de las cosas que nos perjudican sí.

Gestos

           “Gestos faciales”

¿Qué podemos hacer todos nosotros, sea cual sea nuestra calidad de piel?

  1. Limpiar la piel a diario –mañana y noche- para eliminar los deshechos que el cuerpo expulsa por sus poros y así pueda respirar bien y oxigenarse (El oxígeno transporta los nutrientes a nuestras células)
  2. Llevar la piel protegida durante todos los días del año para evitar el fotoenvejecimiento (La radiación solar es uno de los primeros síntomas del envejecimiento cutáneo)
  3. Utilizar cremas hidratantes, que nos proporcionará la humectación que nuestra piel necesita por la pérdida de agua, causada por la transpiración de nuestro cuerpo y por el medio ambiente.
  4. Nutrir nuestra piel por la noche aportándole las grasas, vitaminas y otros elementos, que la ayudarán a mantenerse más elástica y jugosa, evitando la aparición prematura de marcadas líneas de expresión y arrugas.

¿Cuándo utilizar cremas?

Todos los días del año, y mayoritariamente cuando sintamos una mayor necesidad. Si notas en alguna ocasión que tu piel te pide más crema, y has de aplicarte varias veces al día, no lo dudes, aplícatela (puede ser que tu piel necesite en ese momento algo diferente o más fuerte).

¿Qué cremas has de usar?

Siempre dependerá primero de tu edad (no es lo mismo tener 20 que 40 o 60 años, es obvio). La calidad de tu piel (una piel seca es más fina y se arrugará antes que una piel grasa). Y el sitio donde vivas y la época del año en que estemos. En Verano y en Invierno deberemos prestarle mayor atención por las inclemencias del tiempo (Sol=radiación y Frío=deshidratación)

Sobre cada sitio aplica su crema correspondiente: En la cara las de la cara, en el cuerpo las del cuerpo, en los ojos los contornos de ojos, en las manos… La piel del cuerpo no es igual en toda su superficie. Tenemos zonas donde la piel es más fina como en los ojos o el cuello, y otras donde es muy gruesa como en los talones, o las palmas de las manos.

¿Hidratantes, Nutritivas, Antiarrugas?… ¿Te haces un lío y no sabes cuál utilizar? Te vamos a orientar.

  • Hidratantes– La hidratación es imprescindible para todas las pieles, da igual si tu piel es seca, grasa, mixta, con acné, si eres muy joven o tienes mayor edad. Elige una que vaya de acuerdo a tu tipo de piel. (Una hidratante no le aportará grasa a tu piel)
  • Nutritivas– Comienza paulatinamente a partir de los 25, por las noches. Es decir, empieza aplicándotelas 1-2 veces a la semana, y conforme vayas sintiendo la necesidad en tu piel, o cumpliendo años ves aplicándola más a menudo hasta tomar el ritmo de todas las noches.

Si tu piel es seca notarás la necesidad mucho antes que si es normal o grasa (sentirás tirantez, puede que te salgan rojeces, incluso puede que en ocasiones se descame).

Si padeces de acné, olvídate de estas cremas, y cámbiala por una crema de tratamiento antibacteriano.

Si tienes la piel grasa debes utilizar una para tu tipo de piel, ya que te aportarán la cantidad de grasa necesaria.

  • Antiarrugas– Sobre los 30-35 puedes comenzar alternando una nutritiva y una antiarrugas. Actúa  secuencialmente. Comienza sustituyendo la nutritiva por una antiarrugas en cuanto veas que quieren aparecer las primeras líneas de expresión. Son imprescindibles ya a partir de los 40. Ten en cuenta que en este tipo de productos también los hay unos más fuertes que otros. Ves incorporando las cremas y serums conforme a tu edad biológica y las carencias en tu piel.

Si llevas algún tratamiento especial para las manchas de la cara, marcas del acné,… entonces deberás cambiar estas cremas por los productos del tratamiento correspondiente.

¿Cuándo cambiar de cremas?
Habrás oído decir que “la piel se acostumbra a las cremas” y por eso hay que cambiar de cremas. Esto no es cierto, lo que ocurre es que las necesidades de nuestra piel van cambiando. Si un producto te va bien no tienes por qué cambiarlo, ya lleves utilizándolo 2 o 3 años seguidos. Lo que pasa es que es difícil que con el paso del tiempo, y más en unos años, tu piel no tenga otras necesidades, y por ello tengas que buscar un nuevo producto que se adapte a ella.

nuestra-piel

Ahora llega la pregunta clave… ¿Quieres tener arrugas?
Parece una pregunta tonta, pero si no cuidas tu piel cuanto antes, es como si les estuvieses abriendo la puerta para que se asienten sobre tu piel… Así que ya sabes, ¡Cuídate ya, y no te arrugarás!

saludos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s