El cuidado de tus pestañas

Las pestañas, protegen nuestros ojos, además son un elemento imprescindible a la hora de potenciar la belleza de nuestra mirada.

A todas las mujeres nos gusta tener unas bonitas pestañas…. Hay muchas opciones para mejorarlas en el centro de belleza mediante diversas técnicas: permanente, tinte, extensiones, o una aplicación de pestañas postizas. Pero ¿qué podemos hacer nosotras en casa para mejorarlas? Hoy os daré unos sencillos consejos para ello.

pestañas bonitas

Para mantener unas pestañas fuertes es necesario que nos acostumbremos a realizar algunas prácticas o cuidados, y al mismo tiempo, es fundamental evitar ciertos hábitos que pueden dañarlas, debilitarlas, e incluso provocar su caída prematura.

1- EVITA FROTARTE LOS OJOS: Cuando nos despertamos o cuando tenemos sueño, muchas veces, frotamos los ojos con los puños. Es un gesto al cual no damos importancia, pero al realizarlo movemos nuestras pestañas forzando la dirección de su raíz (su nacimiento). Un movimiento como éste realizado de manera continuada puede provocar una mayor caída. Frota únicamente la piel de los ojos, sin manipular tus pestañas, así no las dañarás.

2- DESMAQUÍLLATE BIEN: Nunca has de irte a dormir con trazas de rimmel en tus ojos. La limpieza de tus ojos es un paso esencial. Es importante porque si no lo haces podrían quebrarse. Para limpiarlas NO las frotes muy fuerte. Empapa un algodón con el desmaquillador y deposítalo sobre un ojo, deja que se impregne bien sobre las pestañas, y arrastra los restos de tu maquillaje con el producto. Repite con el otro ojo.

*Recuerda que si llevas extensiones de pestañas no debes utilizar ningún producto con aceite, ya que podrían provocar su despegue (los desmaquilladores bifásicos llevan una base de agua y otra de aceite, por lo que no son aconsejables). Si llevas sombra o eye liner, utiliza simplemente un bastoncillo de algodón empapado en tu desmaquillante, y pásalo suavemente por la zona.

3- CEPILLA TUS PESTAÑAS: Si las cepillas diariamente harás que estén más sanas y favorecerás su crecimiento. Hazte con un cepillo tipo goupillón o recicla alguno de tu vieja máscara de pestañas (puedes limpiarlo bien con un poco de aceite de bebé hasta que no queden trazas de producto, después ponlo en un recipiente con agua y jabón para desengrasarlo, y enjuágalo bajo el grifo con agua corriente). El cepillado se realiza en sentido de la raíz de las pestañas hacia la punta.

4- NUTRICIÓN: Este paso hará que tus pestañas estén más resistentes y flexibles. Aplica por las noches, con un bastoncillo de algodón de los oídos, un poco de aceite de oliva, de almendras o un poco de aceite de ricino. En poco tiempo notarás la diferencia.

*Si llevas extensiones existe un producto específico para nutrirlas y fortalecer tus pestañas naturales, y que no provocará su despegue, consúltalo con tu esteticista.

5- PROTÉGETE DEL SOL: Usa gafas de sol siempre que sea posible, no sólo cuando vayas la playa. Así evitarás que se sequen y se vuelvan más quebradizas, además protegerás la salud de tus ojos.

6- ALIMENTACIÓN: Si cuidas tu alimentación ingiriendo cereales, frutas y verduras frescas, obtendrás un aporte de vitaminas en tu organismo, que estimulará el crecimiento y fortalecimiento de tus pestañas. Recuerda que “la salud es la base de la belleza”

Espero que con estos consejos luzcáis unas pestañas más sanas y bellas. Si alguien conoce algún “truquillo” más para mejorarlas, os animo a compartirlo.

saludos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s