Sonríe, por favor

La Wikipedia define la risa como una respuesta biológica producida por el organismo como respuesta a determinados estímulos, en cuanto a la sonrisa se considera una forma suave y silenciosa de risa. Sobre su naturaleza hay varias interpretaciones, hemos oído decir que proviene de los primates….pero os vamos a hablar de sus efectos sobre el ser humano, al usarla consciente o inconscientemente.

Con la risa estimulamos todo nuestro organismo: nuestros músculos (y no sólo los faciales), el sistema nervioso, el cardíaco (nos incrementa el ritmo y mejora la circulación), el digestivo (al masajearse con el movimiento nuestros órganos internos), e incluso el cerebro (disminuyendo la contracción de una serie de músculos blandos, y gracias a ello se reduce la tensión y el estrés). Cuando paramos, tras ella, sentimos una profunda sensación de relajación y bienestar. Se feliz

Que la risa mejora el estado de ánimo, todos los sabemos, pero está demostrado que también eleva el umbral de tolerancia al dolor -algo muy a tener en cuenta-

¿Alguna vez te has revolcado de risa?

Los ataques de risa, es decir, las carcajadas prolongadas, ejercitan no sólo la parte superior del torso, los pulmones y el corazón, sino también determinados grupos de músculos situados en los hombros, brazos, abdomen, diafragma y piernas. Por ello a veces, aparecen después, las agujetas en el abdomen y el dolor de mandíbula.

Al mismo tiempo que nuestro cuerpo se relaja, también provoca una flexibilidad con lo que mejora  la rigidez corporal……La risa es un mecanismo esencial para restablecer el bienestar físico, la armonía biológica y el orden interior.

¡Con buen humor serás más feliz!   ¡Alégrate, ríe y sonríe!

La risa al igual que un ejercicio físico, acelera el ritmo cardíaco, eleva la tensión sanguínea, hace más rápida la respiración, expande la circulación y fomenta la entrada y salida de oxígeno. Así que al tener tu cuerpo más oxigenado estarás más guapo o guapa 😉

La risa ante el dolor

Aunque la risa no puede curar el dolor, es evidente que puede facilitar la liberación del mismo. Se ha comprobado con pruebas médicas su poder como analgésico. Diez minutos de risa equivalen a 2 horas de sueño “sin dolor”.

Así como las emociones negativas, como son la ira, la tristeza, la ansiedad y el estrés afectan negativamente a la salud; las emociones positivas como la alegría, la felicidad y el amor, tienen un efecto positivo de bienestar, y de ello sus extraordinarias posibilidades terapéuticas.

Dicen los médicos que cuando una persona con cualquier “pequeña enfermedad” piensa desde el principio que se va a morir, el final le llega antes; y por el contrario si uno piensa que va a salir adelante, sobrevive más y mejor.

Así que potencia tu alegría y estimula tus endorfinas,  piensa en positivo, busca lo mejor de cada situación, diviértete (con cabeza),…canta, baila, mira películas divertidas, cuenta y escucha chistes,… recupera el deseo de vivir.

      Solo tenemos una vida, así que disfrutar de ella y …
                                           ¡¡¡SER FELICES!!!saludos
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s