Los medicamentos en casa

Para guardar de manera correcta las medicinas en casa hay que tener en cuenta unas normas de conservación. Te explicamos cómo conservar los medicamentos, y qué hay que hacer con los que sobran.  pastillas

Una gran mayoría de personas guardamos las medicinas una vez terminado el tratamiento prescrito; ésto no es malo, siempre y cuando lo hagamos como debe ser. Hoy te daremos unas pautas a seguir, para tu seguridad….

Cómo conservar los medicamentos

-Primero, sería conveniente guardar cada medicamento, ya sean pastillas, cremas o jarabes en su caja original con su prospecto, para poder consultarlo en caso de necesidad.  Será de gran ayuda tener a mano estos datos ante una reacción adversa al medicamento o una intoxicación.

-Siempre hemos de observar y revisar la fecha de caducidad. Podemos señalarla bien con un bolígrafo, así evitaremos que se nos despiste (esto podemos hacerlo nada más llegar a casa, antes de guardarlos)

  • En casa deben conservarse en un lugar seco y fresco, y no exponerlos a la luz del sol ni cerca de fuentes de calor, ni en lugares que experimenten cambios de temperatura o de humedad (como sucede en la cocina o el baño). Lo mejor es guardarlos dentro de su envase a temperatura ambiente, a excepción de los que deban conservarse en el frigorífico.

Los medicamentos que se alteran por la acción del calor (termolábiles) llevan en el envase marcado el símbolo Q , o un asterisco, y recogen en su prospecto las condiciones de conservación con leyendas como: “conservar en el frigorífico dentro de su propia caja” o “no congelar”.

Los hay que deben conservarse entre los 2°C y los 8°C, pero nunca en el congelador, y otros requieren una temperatura ambiental por debajo de los 25°C.

Entre los que hay que almacenar en la nevera están: las vacunas, las insulinas, algunas gotas oculares y antibióticos, el glucagón (agente hiperglucemiante), y algunas suspensiones una vez preparadas. Algunos, como la insulina, solo es necesario conservar los viales nuevos en la nevera; el que se está utilizando puede estar a temperatura ambiente, si no hay peligro de que sufra cambios térmicos. Hay que tener en cuenta que no se deben colocar en las puertas del frigorífico, ya que al abrirlas se producen variaciones de temperatura.

  • Y, por supuesto, guardarlos siempre fuera del alcance de los niños.

Medicamentos caducados

En los hogares españoles se acumulan gran cantidad de medicamentos, algunos de ellos intactos, relacionados con tratamientos que ni siquiera se han empezado. Aspirinas, vitaminas, pomadas,… en el botiquín o cajón de las medicinas guardamos muchos restos. Una vez que rebasan la fecha de vencimiento la mayoría de las preparaciones farmacéuticas pierden parte de su eficacia, y algunas pueden desarrollar una reacción diferente y adversa en el en el organismo. A pesar de que si se consumieran estos fármacos lo más probable es que no ocurriera nada, es poco aconsejable hacerlo.

Un medicamento caducado no debemos conservarlo, y mucho menos utilizarlo.

Qué hacer con los medicamentos sobrantes

Todos ellos hemos de eliminarlos siguiendo unas normas ¿Sabes cuáles son?

  • Las cajas de cartón y los envases de medicamentos, aunque estén vacíos, nunca hay que depositarlos en el contenedor azul, amarillo, ni verde.
  • Los medicamentos nunca deben tirarse a la basura o al inodoro, ya que son contaminantes tanto para las personas como para los animales y el medio ambiente.
  • Cuando los fármacos en desuso se llevan a la farmacia, se depositan en los contenedores del Sistema Integral de Gestión Recogida de Envases (SIGRE).

    20_puntsigre

    Punto  SIGRE

En este punto de recogida deben llevarse todos los restos de medicamentos, sean caducados o no utilizados, los envases que hayan estado en contacto con medicinas (frascos, blísteres, tubos, aerosoles, ampollas, etc.) y las cajas de cartón y envases de medicamentos de todo tipo, que tengan algún resto o estén vacíos (y nunca en el contenedor azul del papel, ni al amarillo de los envases, ni al contenedor verde de vidrio).

La recogida se efectúa en los centros de salud y en las farmacias a través de contenedores especiales donde se depositan las medicinas usadas o caducadas. Una vez recogidos, pasan por un proceso de selección en el que se separan en primer lugar, según el material del envase (cartón, plástico o vidrio). Estos materiales se someten a un proceso de reciclaje, mientras que los restos de los medicamentos se eliminan según la normativa para este tipo de residuos.

  • Por otro lado, NO TODO VALE, NO HAY QUE DEPOSITAR: agujas, gasas, termómetros, radiografías, productos químicos ni pilas.

Fuente consultada: EROSKY CONSUMER

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s